lunes, 10 de octubre de 2011

UNA MÁS, Y YA VAN...

VIENDO:
ESCUCHANDO:

Ahora que se me ha pasado el cabreo, el otro día salieron de mi boca unos cuantos sapos y culebras, escribo la noticia que provocó mi ira. Resulta que un juez de algún sitio de este país, decidió que un hombre, con antecedentes por violencia de género, que llama zorra a su esposa, no la está insultando O_o . La noticia no tiene desperdicio, doble O_o.


Sip, sip, sip ahora tu puedes llamar zorra a tu mujer, o novia, o pareja de hecho o lo que sea que no la estás insultando, y no hablamos de estar manteniendo relaciones sexuales, conversaciones subiditas de tono, o de coña con tu pareja, o parejo, cosa que todos y todas, o casi, hemos hecho alguna vez. No, no, hablamos de la resolución de un caso judicial, con lo que tiene que existir una denuncia, una aceptación y todas las demás burocracias legales e ilegales que sean menester.

Yo flipo!! Y flipo como en los ochenta: a pepinillos de colores. ¿Qué imagen se está dando a los maltratadores de este país? ¿Qué mensaje mandamos al cavernícola que masacra psicológicamente a su pareja a base de insultos y amenazas?

Yo le pregunto al señor, perdón nada de señor, al juez:

-Qué pasaría si después de leer la sentencia la señora le hubiese despedido con un: Buenos días señor juez y salude a la zorra de su madre de mi parte.

Ya os digo yo lo que habría pasado: que el zángano de turno le habría metido un paquete de tres pares de cojones diciendo eso de, acusada por desacato. Así que la señora habría acabado en el trullo por recibir un insulto de un tipejo con antecedentes por violencia de género.

Qué país más extraño.

Pd.- El 25 N es el día contra la violencia de género. Lacito lila.

No hay comentarios: