miércoles, 28 de septiembre de 2011

CARTA AL SEÑOR JOSÉ BARRANCA.

VIENDO: Rugby
ESCUCHANDO: Rac1


Muy señor mío, a fecha de hoy le escribo para pedirle, humildemente, que abandone su cargo.

Me explico:

Señor José Barranca, usted hace unos años, cinco exctamente, defendió el discurso y por consiguiente la idea, de otro "ilustre" caballero, también José, pero Mena de apellido que defendía casi a voz en grito una acción militar contra Catalunya, en caso de que el estatuto catalán fuese aprobado. Una de sus mejores frases fue:

"el hecho de que en una autonomía sea exigible el conocimiento de su lengua particular es una aspiración desmesurada que obligaría en las fuerzas armadas a regular los destinos a esa autonomía..."

Creo que fue usted señor Barranca, y si no fue así le pido disculpas, el que utilizó la frase: "mandar los tanques a Catalunya" Perdón, CataluÑa, para usted.
Es por esa razón por la que le pido que abandone su cargo. Es inconcebible para cualquier persona con medio dedo de frente, que una persona que apoya una acción militar que provocaría una guerra civil, otra vez, sea defensor de nada y mucho menos del ciudadano. Su nombramiento es un insulto a la ética y la evolución social de un país al que aún le quedan muchos años para sanar sus heridas en un bando y en el otro. No sé qué esperpento humano le habrá nombrado pero epero que no sea sevillano. El hecho de que le pongan al frente de tan importante labor podría hacer pensar que el pueblo sevillano le apoya, y estoy seguro de que no es así. Pueblo patriota como pocos, de tradiciones arraigadas y corazón caliente, el hispalense de hoy, dudo que apruebe cualquier acción violenta aunque sea contra los "perros catalanes".
Poner a una persona como usted al frente de una defensa ciudadana, sería como poner a Homer Simpson a vigilar una tienda de donuts.

Es una pena que en el S. XXI todavía se monten altares con micrófonos y atriles para que personajes como usted y el señor Mena sean escuchados y, posteriormente, difundidos por radio, prensa escrita y televisión. Personajes retrógrados, arcaicos, obtusos...
Le escribo a usted y no al señor Mena, porque si ya es grave que alguien piense así, más grave es, sin duda, que alguien escuche y apoye las palabras de un pobre loco que piensa que tiempos pasados, en los que en lugar de hablar se limitaban las libertades de las personas con las armas, fueron mejores.

Voy a terminar pidiéndole de nuevo que dimita del cargo, y ya que es usted un amante de las acciones armadas, háganos a todos un favor, especialmente a su pueblo. Coja la pistola que aún debe tener en el cajón de la mesita y que le pertence por cargo, cárguela, métasela en la boca y apriete usted el gatillo lo más rápidamente posible, a ver si consigue hacer dos disparos, no vaya a ser que falle el primero y después le entre el acojono.

Pd.- La violencia es el último recurso del incompetente. (Isaac Asimov)

Atentamente.

Sianakrom

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Está usted sumamente desinformado. Atribuye unas afirmaciones al Sr. Barranca que nunca se han realizado. Infórmese antes de opinar y podrá obtener una visión más clara del asunto.

Nombre: Sianakrom dijo...

Eso hice precisamente y hay unos cuantos periódicos de tirada nacional, con sobrada credibilidad, incluso con las tendencias del señor Barranca y, seguramente las suyas, (está en condicional)que afirman lo contrario. Aún así lo puse en duda y si vuelve a leer el texto se dará cuenta de ello.

Pd.- Como ambos sabemos quién es quién no voy a hacer caso de su comentario. En otro sitio utilizó a sus amigos, aquí utiliza el anonimato.