viernes, 13 de enero de 2012

INCONGRUENCIA

VIENDO: NHL
ESCUCHANDO: Rac1

El otro día recordaba lo que me pasó, hace un par de años, en la galería Thyssen cuando estuve en Madrid. Sobra decir que la galería es espectacular. Si clicáis en el link podéis dar una vuelta virtual.

Resulta que estaba la señora Cayetana Guillén Cuervo grabando su programa de cine para la televisión. Imaginad el montaje con sus cámaras, cables, personas, paraguas... Y focos, muchos focos a cual más potente. Hasta aquí casi todo normal, lo extraño es que cuando yo veo semejante infraestructura lumínica a menos de metro y medio de las obras, pienso, idioto de mí, que puedo sacar fotos, al menos ese día, así que saco mi pequeña cámara y antes de poder apretar el botón, aparece por mi retaguardia una señora con sus gafitas de bibliotecaria y su maneras de camionero y me gruñe que si no he visto el letrero de "prohibido fotos".

Yo con toda la elegancia posible le digo que sí. Obviamente lo he visto, hay más letreros que obras, pero también hay uno de prohibido filmar y ahí está la Cuervo destrozando 4 obras para hacer su mierda de programa y no veo que le diga a los de la tele que apaguen los focos.

Sigo sin entender muy bien al mundo. Si no dejan, no dejan y se acabó. Cosa que me parece bien, pero después no metas 100 millones de lumens derritiendo un cuadro, marco y todo.

Pd.- Mani para que vuelva Antonio Gasset ya.

2 comentarios:

Butterflied dijo...

Fan.

Butterflied dijo...

Quien dice fresas, se lo lleva a su terreno y dice frases. La idea es que hay que madurar, rodar... Vivir en difinitiva.