domingo, 12 de mayo de 2013

EL HOBBIT (J.R.R TOLKIEN)

VIENDO: Motociclismo
ESCUCHANDO: Motociclismo

"...Maravillado, Bardo se dio cuenta de que entendía la lengua del zorzal, pues era de la raza de Valle. -¡Espera! ¡Espera! -le dijo el pájaro-. La luna está asomando. ¡Busca el hueco del pecho izquierdo cuando vuele, y si vuela por encima de ti! -y mientras Bardo se detenía asombrado, le habló de lo que ocurría en la montaña y de lo que había oído. Entonces Bardo llevó la cuerda del arco hasta la oreja. El dragón regresaba volando en círculos bajos, y mientras iba acercándose, la Luna se elevó sobre la orilla este y le plateó las grandes alas. -¡Flecha! -dijo el arquero-. ¡Flecha negra! Te he reservado hasta el final. Nunca me fallaste y siempre te he recobrado. Te recibí de mi padre y él de otros hace mucho tiempo. Si alguna vez saliste de la fragua del verdadero Rey bajo la Montaña, ¡ve y vuela bien ahora! El dragón descendía de nuevo, más bajo que nunca, y cuando volvió y se precipitaba sobre Bardo, el vientre blanco resplandeció, con fuegos chispeantes de gemas a la luz de la Luna. Pero no en un punto. El gran arco chasqueó. La flecha negra voló directa desde la cuerda al hueco del pecho izquierdo, donde nacía la pata delantera extendida ahora. En ese hueco se hundió la flecha, y allí desapareció, punta, astil y pluma, tan fiero había sido el tiro. Con un chillido que ensordeció a hombres, derribó árboles y desmenuzó piedras, Smaug saltó disparado en el aire, y se precipitó a tierra..."




J.R.R. TOLKIEN
EL HOBBIT

No hay comentarios: